Vodafone quiere compartir el despliegue de la red de fibra en España

15/02/12

El consejero delegado exige a los reguladores una bajada de las tarifas de interconexión

El consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, está dispuesto a firmar acuerdos de coinversión con operadores españoles para el despliegue de infraestructuras y, en particular, de la nueva red de fibra óptica. El mercado español le preocupa, por su continua caída de ingresos y de márgenes debido a la crisis que está golpeando el consumo pero cree que el vuelco de la política comercial con planes de tarifas más agresivos relanzará la marca. De compras, no dice ni que sí ni que no, sobre todo, cuando le preguntan por Yoigo (móvil) o Jazztel (banda ancha). Estas son las conclusiones del encuentro que mantuvo Colao con periodistas internacionales en el Mobile World Congress de Barcelona, entre ellos un grupo de cronistas españoles.

Tras recordar que España fue uno de los países donde Vodafone pudo aplicar antes su política de compartición de infraestructuras de telefonía móvil (en particular con Orange), añadió que el modelo adecuado de despliegue tanto de la nueva generación de móviles (LTE) como de fibra hasta el hogar (FTTH) pasa por compartir inversiones. “Veo con buenos ojos promover la inversión en fibra con diferentes actores en España”.

Colao eludió pronunciarse sobre los estudios de analistas que sitúan a Vodafone como potencial comprador de nuevos operadores de éxito como Yoigo (móvil) o Jazztel (banda ancha), pero tampoco descartó el interés por estas firmas.”En un baile siempre hay tres jugadores: el que baila, su pareja y el regulador”, se limitó a señalar.

Reconoció que el mercado español ha dejado atrás los momentos de euforía (“con altas subvenciones a los terminales y altos precios”), y que atraviesa un momento duro pero se mostró confiado en que la revisión tarifaria contribuya al relanzamiento de la marca y la confianza de los clientes (tal vez en alusión a las pérdidas por portabilidad del último año). Sin embargo, cuando se le inquirió sobre los destinos preferidos de inversión señaló a Alemania o Italia, por sus mayores márgenes.

Sobre el acuerdo de Telefónica con Mozilla para ensayar un nuevo sistema operativo en sus smartphones que abarate los móviles se mostró “abierto a cualquier posibilidad” , aunque señaló que lo importante es que el cliente esté satisfecho, independientemente del sistema que lleven incorporado su aparato.

Colao volvió a insistir en su batalla contra los reguladores y, en particular, por la bajada de las tarifas de interconexión, lo que se pagan las compañías entre sí. Si en la conferencia del MWC de Barcelona señaló el lunes que es preciso una moratoria en el calendario de bajadas programado por la UE, en el encuentro con prensa denunció que, según sus cálculos, de cada 10 céntimos que se reducen esas tarifas, solo 2 revierten en caídas de los precios finales que se cobran al consumidor.

 Como si le estuviera oyendo, la Vicepresidenta responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, salió al paso de esas declaraciones: “Colao tendría que demostrar que lo que dice es cierto. Apoyo a los clientes de Vodafone. Quisiera recordar que lo que la Unión Europea desea es dotar a la telefonía móvil de un mercado más amplio y lograr una competencia más justa en roaming, representa un buen intercambio. Si los clientes pierden el miedo a la hora de utilizar sus teléfonos inteligentes cuando viajen por Europa, los operadores se beneficiarán de ello”.

Fuente:elpais.es