ACS gana una obra de 580 millones para reducir la contaminación acústica en Hamburgo

La filial alemana del grupo ACS, Hochtief, ha ganado el encargo para ejecutar una cubierta de protección acústica de 2,2 kilómetros sobre la autopista alemana A7, en el área de Hamburgo. Este paso, conocido como Altona, tiene un presupuesto de 580 millones de euros y entre las complicaciones del proyecto figura el intenso tráfico que soporta la carretera.

Hochtief cuenta con un 65% del capital de la empresa conjunta adjudicataria, por el 35% restante en manos de Implenia. El cliente es DEGES (Deutsche Einheit Fernstrassenplanungs und-bau GmbH), firma que planifica infraestructuras para el Gobierno federal y una docena de estados.

Las obras, que fueron licitadas en noviembre de 2019, comenzarán el próximo mes de abril y tendrán una duración de ocho años. El proyecto se enmarca en la ampliación de la A7 a ocho carriles entre Hamburgo-Othmarschen y Hamburgo-Volkspark, y el objetivo es reducir la contaminación acústica en Hamburgo. La de Altona es la cubierta de mayor longitud entre las tres que van a soterrar parcialmente la A7 a su paso por Hamburgo (las de Stellingen y Schnelsen son las otras dos).

Está previsto que la parte superior de este paso sea cubierto con zonas verdes, conectando los distritos de Othmarschen y Bahrenfeld.